De clases, libros y escenas

En tan solo unas pocas horas -un corto viaje- puede concentrarse tanto, tanta vida y tan variadas emociones, que te dejan alimentado para una temporada. Llegué el día 10 de este mes de diciembre a Barcelona donde me esperada Jannick Niort, fundadora de Psico-Art Catalunya y colaboradora de numerosas instituciones, como el INEF, para llevarme a la Fundació Universitària del Bages, en Manresa, donde imparte clases semanalmente, invitado para dar una Masterclass a sus alumnos de 3º de Educación Infantil.  La oralidad tiene una gran importancia en la vida de todos nosotros y tengo la fortuna de que personas como Jannick Niort  -como también Javier Obregón en la Universidad de La Laguna y la Universidad Europea de Canarias, o José Ignacio Ruiz Rodríguez, de la Universidad Alcalá de Henares, Universidad Libre de Infantes, por ejemplo- sean sensibles a esta inquietud mía de divulgación de este tema que, por transitado de manera automática, es desconocido o casi desconocido. Fue divertido, enriquecedor, muy gratificante y los más de 60 asistentes se mostraron generosos y receptivos. Le estoy muy agradecido a Jannick, una persona de empuje, espíritu y dedicación encomiables, por ofrecerme esta oportunidad de introducir en el ámbito universitario esta materia que, desde años, estoy investigando, cuyo método, que ha sido la consecuencia de mis más de 50 años de experiencia profesional con muchos de los grandes de nuestra cultura, quedará reflejado en un libro que estoy terminando de componer. Estoy decidido a insistir lo necesario para que forme parte esencial de la educación primaria y que no se abandone al llegar a la universidad.

 IMG_6033

IMG_6161

Al terminar y sin perder un minuto cogimos el tren para asistir en el Teatre Lliure a la presentación de un libro sobre la figura inmensa de Anna Lizaran, la gran dama del teatro catalán, un talento gigantesco; entrañable compañera a la que tuve el honor de dirigir en El cántaro roto, obra exquisita de Kleist con versión, también exquisita, de Susana Cantero. Fue un momento de emoción sincera y gran devoción por alguien de tan singular elegancia interpretativa y que deja, para siempre, todas las escenas con su luz inextinguible. Lluis Pasqual, Josep María Flotats, Gloria Casanova, Manuel Veiga, Abel Folk… muchos reencuentros en la noche de Barcelona. También Ros Ribas, el mago de la fotografía teatral,  cuyas imágenes dotan al libro de esa vida que sólo él sabe robar -en el mismo escenario, pegado a los intérpretes como una segunda piel, transparente, permeable, invisible- y muchos, muchos más.

IMG_6144

La noche terminó con algo difícilmente olvidable. Se estrenaba Le voci di dentro, un texto de Eduardo de Filippo, con puesta en escena de Toni Servillo. De Filippo es una suerte para el teatro. Su obra posee la sencillez de quien no se considera más que un amante del teatro, de su pueblo -del que forma y se siente parte- y la hondura insondable de los verdaderamente grandes, su atemporalidad, su discurso no evidente. Muestra vidas cotidianas, historias locales y retrata el comportamiento humano de manera universal con una inteligencia que no exhibe, con un humor delicadísimo. Servillo -un hombre sencillo, humilde amante de este oficio, también, como De Filippo- ha montado esta función de manera adecuadísima a la grandeza del texto y su deslumbrante actuación -es también el protagonista- nos dejó profundamente impresionados, agradecidos, por tanta generosidad y justeza en lo que nos ofrecieron él y toda la compañía, en la que también brilla de forma especial su hermano, Peppe.  Pienso ahora, como lo pensaba durante la representación, en lo preciso y precioso del tono de voz y la forma de articular las palabras. Todo estaba dicho con <<dirección>>, a alguien en concreto, y ajustado a la distancia y momento dramático. Nada estaba dicho de manera destemplada; eso y no el volumen es lo que hace que llegue al espectador de forma creíble lo que decimos sobre un escenario. Una joya y un rato de los buenos, de verdad. Barcelona fue ciudad de las luces esa noche.

IMG_6156

Deja un comentario